Noticias del Estado de Zacatecas, México|Miércoles, enero 22, 2020
Te encuentras en: Home » opinion » La telenovela del conflicto magisterial
  • Síguenos!

La telenovela del conflicto magisterial 

121586

Vianey Lamas
Escritora Independiente
@Vianey_Lamas

Este tema de la Reforma Educativa y el CNTE ya parece guión de telenovela. Hagamos un resumen de los últimos capítulos:

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha basado su sexenio en 11 reformas que se suponían debían transformar al país. Aunque como ciudadanos no nos queda claro todos los beneficios, sí se comprende que una reforma en el tema de la educación es esencial. También parece de sentido común que los maestros sean evaluados, así como ellos evalúan todo el tiempo a sus alumnos y que se termine definitivamente con la mafia de vender y heredar las plazas magisteriales. Muchos maestros de auténtica vocación (que merecen todo nuestro respeto) vieron con buenos ojos esta acción que pretende poner orden a este enredo que sabemos es tan viejo como el sistema mismo. En esta historia, no podía faltar el antagonista: Los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación mejor conocida por sus siglas: CNTE. Desde sus inicios, esta organización sindical se ha reconocido como disidente. Se creó en el año 1979 como una alternativa de afiliación al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y ahora es el opositor más reacio a la Reforma Educativa.

Aunque ya son bien conocidos sus plantones y manifestaciones, estos últimos que se llevaron a cabo semanas antes de los comicios electorales del 7 de junio se pasaron de todo límite al provocar el desabasto de gasolina en 121 municipios de Oaxaca y al cerrar el aeropuerto de dicha ciudad. Mientras “dialogaban” con el Subsecretario de Gobierno, Luis Miranda, sus protestas escalaban a vandalismo y anarquía. Finalmente, para “calmarlos” y que dejaran que las elecciones ocurrieran sin mayores contratiempos, el casi invisible Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayfett, anunció que: “Con motivo de nuevos elementos a considerar en el proceso de evaluación para el ingreso, promoción y permanencia en Educación Básica y Media Superior, quedan suspendidas indefinidamente las fechas publicadas para su realización”. Las críticas no se hicieron esperar. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) así como la organización “Mexicanos Primero”, exigieron al gobierno federal que diera marcha atrás a la suspensión. No se podía dejar morir esta importante reforma.

A los 10 días, apareció un Emilio más empoderado diciendo que “siempre sí” se realizaría la evaluación. Y la Secretaría de Gobernación anunció: “Si no hay clases, no hay diálogo”. Finalmente se reanudaron las clases en Oaxaca y a los disidentes les pagaron su quincena sin haber trabajado. Ahora Chuayfett defiende a capa a espada la Reforma Educativa, postura que debió mostrar desde el principio. ¿Se habrá acordado que las leyes son para cumplirse? Y a todo esto ¿qué dice el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué? Otro personaje inerte.

Mientras tanto el presidente sigue haciendo de las reformas estructurales su carta de presentación en eventos internacionales.

De último minuto sabemos que el próximo 23 de julio, el secretario de Educación Pública deberá comparecer ante el Pleno de la Comisión Permanente para explicar el anuncio del que luego se desdijo. Además de que el lidercillo Rubén Nuñez ordenó a los profesores agremiados: “No participen en el proceso de evaluación punitiva en todas sus etapas, que a partir de estas fechas está convocando el INEE que someterá a todo trabajador al proceso de separación y despido del servicio educativo”.

Si esto fuera una telenovela o una comedia de enredos, nos mantendría por lo menos, entretenidos, pero cuando es una realidad, confronta y lastima.

Permanecer indiferentes es condenarnos.

No me imagino qué explicación le dan los maestros a los alumnos cuando regresan a las aulas después de sus días de ausencia. Quiero también creer que muchos maestros sólo van a la convocatoria de sus líderes por gregarismo. Espero que por lo menos algunos cuestionen la legalidad de las protestas vandálicas y que recuerden que un líder sindical es un representante de sus derechos y no debiera ser un incitador a la violencia y la anarquía. ¡Cómo les urgen unas clases de civismo y ética!

Basta con echar un vistazo al sitio web de la Sección 22 para entender su ideología. No dudo que en algunos puntos tengan razón, sin embargo, han tomado a la Educación como pretexto de una lucha que ya no tiene sentido, por lo menos no en la forma.

Si su lucha es tan auténtica, si sus ideales son tan convincentes, entonces que dejen las aulas y tomen las armas. Al menos serían mejores guerrilleros que maestros.

Hay países en el mundo como Afganistán, donde acudir a las aulas representa una amenaza para la vida. En México deberíamos valorar este privilegio y honrarlo. Los maestros enseñando y los alumnos aprendiendo. #MéxicoCongruencia

“Un niño, un maestro, un libro, un lápiz puede cambiar al mundo”
Malala Yousafzai. Premio Nobel de la Paz 2014

Related posts: