Noticias del Estado de Zacatecas, México|Miércoles, enero 22, 2020
Te encuentras en: Home » opinion » Sin saber a dónde
  • Síguenos!

Sin saber a dónde 

121296

Por Pedro Ferriz de Con
@PedroFerriz

No faltaron pronósticos que negaban de manera categórica la victoria de un ciudadano independiente apuntado para las elecciones al gobierno del estado de Nuevo León. Jaime Rodríguez Calderón viene de una larga militancia priista. Los que niegan su estado individual juran que se trata de un plan B de los mismos. Ven imposible etiquetarlo de otra manera.

Hay quienes lo describen como un lobo de mil mañas, lo que es fácil de creer, ya que a las claras se percibe que EL BRONCO “no se cuece al primer hervor”. No nació ayer.

Sea como sea, casi la mitad de los electores compraron un ideal. No tanto por él, sino por lo que dejaba de representar en el ánimo colectivo. Detrás de su poco esperanzadora figura, no hubo ningún sello partidario que lo apoyara. Ni PRI, ni PAN, ni PRD ni ninguno de los demás. Logotipos que empiezan a ser una marca que DEVALÚA a quienes pretenden apoyar.

El fenómeno no solo es interesante, sino consecuencia de lo que los partidos políticos han venido cosechando. Leyes electorales que los nutren hasta sobre alimentarlos.

Prerrogativas del erario que los saturan de dinero. Ilimitados espacios mediáticos con los que consiguieron devaluar el mensaje. Institutos políticos transformados en agencia de colocaciones de candidatos ambiciosos, mediocres, tramposos y poco reconocibles por méritos alcanzados. Y para colmo, en la práctica de “derechos de familia” y linajes con posibilidades hereditarias. Círculos cerrados que sólo garantizan… MÁS de lo MISMO.

Los partidos políticos lograron convertirse en signo de inmovilismo contra expectativas. De complicidad contra transparencia. Con esa losa en las espaldas, difícil no provocar una reacción social.

…¡Y se provocó! Los que no veían su victoria, todavía no acaban de cerrar la boca ante el azoro. Doble contra sencillo en los cómputos logrados. Aparte que quienes optaron por algo tan diferente y riesgoso, sabían que de seguro dejarían de estar del lado de lo que ya repudian grupos cada día más grandes de mexicanos.

Se acomodan las piezas del verdadero cambio que tendrá lugar en México. La corrupción que ha prevalecido desde hace mucho tiempo, va poco a poco a salir a flote hasta desaparecer. Nos parece imposible, pero ese movimiento es mundial. Ya no se podrá seguir en la impunidad cuando se abusa del dinero ajeno. México se comienza a abrir a las candidaturas independientes por el hartazgo y repudio a la partidocracia. Eso que Francisco Martín Moreno llama COPROCRACIA.

Se avecina una multiplicidad de oportunidades. Si este mundo sufre carencias, no es porque no haya riquezas, sino porque están mal repartidas.

Si persistimos en el empeño de servir, llegaremos a ser útiles a un México que seguro acabaremos transformando.

Los candidatos ciudadanos. Los independientes, no habrán de buscar la gloria personal… solo la utilidad colectiva de sus afanes. Con la conciencia, limpieza y obediencia a los más, que han callado por tantos siglos… tantos, que ya se ha olvidado cuántos.

Los seres humanos no somos HÉROES, sino meros INSTRUMENTOS. Hacer el bien es función de vida. Lo ético habrá de salir como utilidad compartida para dejar los apuntes perdidos en hojas ya amarillentas. Y un nuevo sentimiento NOS UNIRÁ, para dejar atrás, lo que sencillamente NO FUNCIONA.

Detrás del BRONCO, vendrán otros. Igual o mejores que el primero. Con más carga responsable que cumpla sueños e ilusiones. Obligados a hacer -lejos de lo que llamamos PARTIDOS- el trabajo de LA VERDADERA TAREA de quienes buscamos formas diferentes, sin tener siquiera claro, el deseo por alcanzar.

#UnidosPorLaVerdad
#revoluciondelintelecto

Related posts: