Noticias del Estado de Zacatecas, México|Domingo, diciembre 8, 2019
Te encuentras en: Home » opinion » Termino la incertidumbre de cambio de Alejandro Tello y su Gobierno
  • Síguenos!

Termino la incertidumbre de cambio de Alejandro Tello y su Gobierno 

image

Por El Celta

Terminó la incertidumbre y la inquietud en torno a quién de los contendientes será el gobernador de Zacatecas para el periodo 2016-2021, y con un amplio margen, de casi 70 mil votos de diferencia, Alejandro Tello Cristerna se convierte en el ganador de las elecciones de este domingo.

Una amplia diferencia, que le otorga una enorme legitimidad en las urnas, y que con toda seguridad, lo convierten también, en un gobernador fuerte, con una figura de respeto y que mantenga siempre esa actitud de control y dominio de los grandes temas que se requieren para Zacatecas.

Antes del mes de septiembre, cuando asuma la titularidad del poder ejecutivo, Alejandro Tello Cristerna está obligado a mostrarle a los zacatecanos que su discurso no es solamente un tema de campaña, sino que llega convencido de que tendrá que aplicar la ley, que integrará equipos de trabajo que recibirán la administración pública para preparar el proyecto de su gobierno, en donde se incorporen cuadros capaces, nuevos y con talento que refrescarán la administración pública.

La legitimidad del futuro gobernador, ganada en las urnas, le inyectan una dosis mayor de compromiso a los resultados que se deben ofrecer a los zacatecanos. Seguramente así será y para ello tendrá que trabajar junto al equipo que lo ha venido acompañando y a las personas que se integren, por invitación personal, a desarrollar las tareas propias de la alta responsabilidad que tiene de gobernar la entidad.

Lo primero que debe hacer, y así lo ha dicho, es que primero debe dar los pasos firmes para lograr la reconciliación y la unidad de los zacatecanos. Más allá de las preferencias electorales y definiciones partidistas, ahora ya no debemos pensar en Zacatecas con vencedores ni vencidos, debe existir un gran acuerdo de trabajo conjunto qye unifique criterios y proyecte acciones que permitan el desarrollo y la consolidación de una tierra de oportunidades.

Se debe llamar a un gran acuerdo en el que todas las visiones participen de la proyección del Zacatecas que merecemos y requerimos. Finalmente todos los partidos, por grande o chica que sea su responsabilidad tendrán la corresponsabilidad de gobernar.

Unos desde el gobierno estatal, otros desde los municipios y regidurías, desde las diputaciones locales, pero todos, absolutamente todos los partidos tendrán la necesidad de sumarse a un proyecto unitario que identifique la participación de todos en una sola visión. Esa será la primer gran medida y acción del nuevo gobernante.

Creo que las condiciones personales de Alejandro Tello, su carácter, su trato político y su convicción, lo colocan con un hándicap a favor de lograr consensar una gran mesa de diálogo con todas las fuerzas políticas, en donde se busquen los temas que a todos interesan y se concreten acuerdos de gobernabilidad para el bien de todos los zacatecanos.

De manera paralela, también estarán integrándose los equipos de la entrega-recepción, en donde el gobernador electo, ya tiene listo a un equipo de profesionales que estarán desmenuzando todos los expedientes de cada dependencia del poder ejecutivo y de todas las instituciones autónomas y organismos descentralizados.

En ello se estarán ocupando los profesionales de los números, y por otro lado, se habrán de integrar equipos temáticos que estarán conociendo las dependencias en su totalidad, para que la nueva administración que entra en funciones en el mes de septiembre, tenga claro en qué condiciones recibirán la administración pública estatal.

Sin duda tres meses de mucha intensidad, en donde lo primero que el Alejandro Tello, ha logrado, es sacudir de su entorno aquello que él siente que no llega a ayudar, sino a tratar de controlar e imponer. Su personalidad es distinta y él de manera personal, tomará las riendas del gobierno, justo después de recibir la constancia que lo acredita como gobernador electo.

Los cambios en la forma, en el fondo y en las personas, se comenzarán a ver desde los primero minutos de que se asuma como gobernador electo. Vienen tiempos de cambio y tiempos de modificación en las formas. Así que Zacatecas comienza a ser otro.

Related posts: