Qué pasa con AMLO

Qué pasa con AMLO

Por Gerardo de Ávila

Apesar del cambio de actitud, del cambio de discurso, de la -nueva imagen- de un político amoroso y hasta conciliador, tengo la sospecha que algo no marcha bien en Andrés Manuel López Obrador. El problema, es que en tres semanas inician las campañas y hay voces que advierten que se estancó como alternativa.

La “veda electoral” impuesta por el IFE le ha pegado a los partidos políticos, pero sobre todo, a los “suspirantes” a la presidencia primera Magistratura del país. Aquí, hay que sumar los efectos que provocan las encuestas y sondeos.

Ahora bien, más allá de las encuestas serias y a modo, que por cierto, pululan por donde quiera, resulta claro, que los números no le favorecen al político tabasqueño. En mi opinión en este momento, es que se alejó del puntero que, sin mayor mérito, encabeza hoy día las mediciones y desde hace meses.

Es evidente, que si las elecciones fueran hoy, simplemente AMLO no ganaría. Por momentos, palpo que las izquierdas en México están algo retirado de recibir la una oportunidad de gobernar el país. En mi modesta óptica algo no funciona bien en López Obrador, a pesar que, literalmente, lleva 12 años en campaña.

Esta reflexión, tiene como único propósito intentar explicar por qué el avance de del candidato de las izquierdas no es el óptimo. La percepción que tengo es que la sociedad mexicana, aún no le perdona todo el caos que provocó después del 5 de julio de 2006, entre otras cosas.

De Andrés Manuel se podrán decir muchas cosas, pero lo que no se puede negar, es su compromiso para transformar a la nación, aunque, creo que este esfuerzo no ha sido entendido ni valorado por un sector de la sociedad. Prevalece, creo, la imagen de un hombre beligerante sobre la del político amoroso de hoy.

Nada para nadie, pero…

En descargo de AMLO, lo único claro, es que a pesar de que las campañas no han comenzado de manera formal, no hay nada para nadie, pero sí visos de que el PRI podría regresar a Los Pinos con Enrique Peña Nieto.

Evidentemente, ninguno de los candidatos a suceder a Felipce Calderón Hinojosa puede lanzar las campanas al vuelo, hacerlo, sería un gran error para cualquiera. Entonces, ¿qué le pasa a AMLO y a su equipo? ¿Por qué no se avanza con toda firmeza hacia el propósito? ¿Qué le hace falta? ¿O ya en la elección será distinto?

Por ejemplo, ya dio a conocer parte de los hombres y mujeres que serían su gabinete, presentó su proyecto de nación, cambió diametralmente su actitud hacia los generadores del empleo, los empresarios, ha fijado cuál sería su relación con los EU y no reacciona la gente. ¿Qué pasa?
Seguramente, ya que inicien las campañas políticas de manera formal las cosas cambiarán ¿Pero lo que no hizo en 12 años de campaña lo hará en dos meses?

La gran encuesta

No está de más recordar, que la verdadera y única encuesta que vale, es la que el pueblo de México dará en las urnas el 1 de julio. No hay otra. Sin embargo, las mediciones que están surgiendo llevan a la que hablamos.

Ante este escenario, la encuesta más reciente que publicó el periódico Excélsior el pasado lunes, dice que Enrique Peña Nieto tendría el 47% de los votos, Josefina Vázquez Mota contaría con el 29%, a Andrés Manuel López Obrador le dan el 23% y a Gabriel Quadri con el 1%. Sólo el último caso vea que hay razón.
Sin el menor de los ánimos de desestimar los esfuerzos de la empresa Ulises Beltrán y Asociados S.C., me parece, que los resultados presentados no corresponden a la realidad, aunque de las encuestas conocidas en las últimas dos semanas, ésta, se ha mostrado como más seria.

Que quiero decir con esto, que el porcentaje del 47% de Enrique Peña Nieto me parece alto. Como alto pareció el de Josefina Vázquez Mota y AMLO. Creo que el voto de los indecisos es mucho mayor.

En suma, por alguna extraña razón, creo que algo no está embonando bien en la maquinaria política de López Obrador. Hay algo que no termina de convencer a la gente. Es evidente que va a una competencia desigual, vamos a esperar si las debilidades las convierte en fortalezas. Pronto lo sabremos.

¿Elección de dos o tres tercios?

Como ya lo consignamos, el próximo 29 de marzo, de manera formal, darán inicio las campañas políticas. De entrada, será una elección de tres tercios, pero si no se presenta un viraje del candidato amoroso y su equipo, la elección pasaría a ser entre dos. Las izquierdas estarían fuera de toda posibilidad.

Para el caso Zacatecas, la realidad para AMLO es aún más patética. Pues si en el 2006, siendo gobernadora Amalia Dolores García Medina y gobierno el PRD, se perdieron las elecciones. En julio próximo el escenario podría ser el mismo.

De tal suerte, que en este preciso momento, en Zacatecas, las izquierdas están “empleitadas”. El escenario deseable para López Obrador sería la unidad, esto es, que PRD, PT y MC vayan juntos, pero no revueltos, aun así el triunfo es incierto.

No hay que olvidar, que hay seis estados donde la anhelada unidad no llega a las izquierdas, uno de ellos, es Zacatecas. La polarización entre grupos políticos está en su máximo nivel. Las agresiones y descalificaciones están a dos por peso.

Que quiero decir con esto, que si el PRD, PT y MC no se ponen de acuerdo, como ha sido un distintivo, la derrota electoral se consumirá desde antes de julio. Queda poco tiempo para cambiar de estrategia en un primer momento, pero la unidad total, como era el propósito no llegará, está perfectamente claro.

Las izquierdas tienen la palabra de si son parte de la competencia electoral o simples observadores. Es momento de mandar un mensaje a la sociedad mexicana de que son opción real para gobernar la nación, de lo contrario, las posibilidades de que el PRI regrese a Los Pinos crecen. Por supuesto, la candidata del PAN está en la competencia.

En resumen, la duda que me queda, es saber si Andrés Manuel López Obrador, después de 12 años de campaña, en dos meses podrá cambiar la percepción de que nunca ha sido un peligro para México y que, desde la República amorosa el país puede cambiar.

El panorama es complicado para AMLO, porque sus adversarios traen dinero y acuerdos a primer nivel, cosa que en las izquierdas no se pueden darse ese lujo.

Para el anecdotario:

1) Le suena el nombre de los “Springbreakers”, sí, estos jóvenes norteamericanos que suelen hacer grandes fiestas en las playas mexicanas. Pues resulta, que las autoridades de Texas, les recomendó no viajar a México ante los elevados índices de inseguridad. Por esta ocasión, los gringos” tienen razón y una dosis de culpa.

* Ni como defender lo indefendible.

2) Se acuerda usted del extinto Manuel Clouthier (padre), pues ahora resulta, que su hijo, el -diputado con licencia-, Manuel Clouthier, buscará ser presidente de la República. Y aunque no pasará nada, su postulación no deja de ser parte del anecdotario de la vida política nacional. Será un candidato independiente.

* Al no tener partido político que los postule, simplemente, será parte del show.
3) Felicidades a las mujeres zacatecanas en su día. Que siga su lucha y hacia la igualdad.
* Se avanza lentamente, pero ahí la llevan.

Es mi opinión.

  • Delicious
  • Digg
  • E-Mail
  • Facebook
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Twitter

Enviar un Comentario

Email: contacto@zacatecashoy.com, Teléfono: 492-154-44-97 © 2011 ZacatecasHoy.com      Licencia Creative Commons Creative Commons Attribution 3.0 License

Desplazar hacia arriba